Friday, August 22, 2014

En Medellín, la ciudad más innovadora del mundo, el analfabetismo adulto sigue creciendo


En  Medellín, la ciudad más innovadora del mundo,
el analfabetismo adulto sigue creciendo

 
Estudiantes del grupo Santo Domingo Clei 1 en actividad pedagógica






 
Estudiantes del grupo Refugio San Cristóbal Clei 2 durante actividad pedagógica

El informe de Calidad de Vida de Medellín, 2013, del programa Medellín Cómo Vamos, página 25 y 26, afirma:

Tasa de analfabetismo

“Qué en una ciudad existan personas adultas que no saben leer y escribir habla de problemas de exclusión social, económica y política que es necesario entrar a corregir para garantizar que el 100% de la población sea alfabeta.  En el período 2008 – 2012 se encuentra que justo en este último año se presentó el nivel más alto de analfabetismo con 3.2% por encima del promedio nacional que se había ubicado en 2.9%.


En comparación con otras ciudades colombianas se mantiene la desventaja de Medellín, Área Metropolitana, frente a Bogotá, esta última presentó en 2012 una tasa de analfabetismo para mayores de 15 años de 2.02.  Medellín también tuvo a 2012 una tasa por encima del promedio de las trece áreas metropolitanas que se ubicó en 2.8


Llama la atención que Medellín, Área Metropolitana, y Bucaramanga tengan niveles muy similares de promedio de educación para mayores de 15 años y de tasa de analfabetismo, en cuanto estas dos ciudades son también donde más ha pesado el desplazamiento por violencia histórico como porcentaje de la población, lo que por lo menos en el caso de Medellín ha coincidido con un gran porcentaje de personas con un bajo capital humano, entre 1998 y 2011 un 31% de los declarantes de desplazamiento dijeron no tener ningún nivel educativo, de acuerdo con la Personería de Medellín.

El desplazamiento está influenciando este indicador, el gobierno actual reconoce en su Plan de Desarrollo  al enunciar que la erradicación del analfabetismo no ha sido posible dada la movilidad de la población desplazada.  Hasta el momento no parecen evidenciarse respuestas efectivas para la reducción de dicho porcentaje”.

Coincidimos en un todo y por todo con el anterior análisis de Medellín Como Vamos frente al problema del analfabetismo adulto.  Cifras de la Personería de Medellín informan que en los 10 últimos años entre 25.000 y 30.000 personas, de todos los departamentos del país, llegan cada año a Medellín, resultado de la pobreza y la violencia, para radicarse en la ciudad, es decir para ser ciudadanos permanentes. No desean volver a sus lugares de origen y los ampara el derecho constitucional de la libre elección de domicilio. Son, pues, miles de padres y madres analfabetas o con baja escolaridad que no hayan, en Medellín, ocupación ni ingresos en el sector formal de la economía sino, con muchas limitaciones en la informalidad. Mientras en el país haya conflicto armado habrá desplazamiento forzado hacia las ciudades.  He ahí la importancia del cese del conflicto por el feliz término del proceso de paz.

Ya de por sí tener en el país 3.000.000 de personas mayores  de 15 iletrados es una vergüenza nacional, porcentaje que llega al 30% en la Costa Pacífica. Compatriotas que viven como si estuviéramos todavía en el siglo  XIX.  Y para Medellín, la ciudad más innovadora del mundo, es una doble vergüenza tener, todavía, aceptando el subregistro, alrededor de 70.000 habitantes en condición de iletrados.  Y no mencionamos los miles y miles de analfabetas funcionales que no logran comprender la lectura de un texto y mucho menos escribirlo.  Toso ellos y ellas excluidos de las redes sociales y de la alfabetización digital.

La responsabilidad primaria de restituir el derecho negado a la educación y crear un ambiente habilitante para la dignidad humana corresponde al Estado.  En Medellín la Fundación Bien Humano en alianza con otras organizaciones sociales hemos venido contribuyendo a la disminución de la tasa de analfabetismo adulto.  Desde 2009, 992 adultos y adultos mayores han culminado los niveles 1 y 2 del CLEI, ciclo lectivo especial integral, de ellos muchos han logrado validar la primaria y continuar su bachillerato.

En el 2014, con el apoyo de la Fundación fraternidad Medellín, las Fundaciones Ramirez Moreno y la Fundación juan Diego, Alejandro y Felipe Vélez y Protección S.A, iniciamos con 4 grupos, 2 en el barrio Santo Domingo Savio y 2  en el Refugio de Ancianos  San Cristóbal, del barrio Boston.

En la Fundación Bien Humano nos sentimos muy felices y orgullosos de contribuir a restituir el derecho a la educación que posibilita a las personas recuperar su autoestima, dar un nuevo sentido  a sus vidas, a sus relaciones interpersonales y a ejercer plenamente su ciudadanía. Padres y madres con mayores niveles de educación tienen más y mejores posibilidades de generar bienestar a sus hijos para no depender de los subsidios de la asistencia oficial, de caridad de  las iglesias y de la beneficencia de las  ONG.
La Alcaldía de  Medellín se enorgullece de la calidad de vida de los habitantes  y del  urbanismo social de la ciudad, de la  cual hace gala en los innumerables congresos y ferias internacionales que  lleva a cabo.  Deberíamos  sus ciudadanos y ciudadanas sentirnos, en un futuro no muy lejano,  también, muy  orgullosos de vivir en  una ciudad con Cero Analfabetismo y donde el respeto a la Dignidad Humana sea el valor más apreciado y realizado.

El miércoles 20 de agosto de 2014  leí en el periódico EL Mundo, de Medellín, esta noticia que me llenó de alegría y esperanza:

Fin del analfabetismo:  la ministra de Educación, Gina Parody, afirmó ayer que el Gobierno se propone acabar con el analfabetismo en el 2018, como parte de su meta de mediano plazo de hacer de Colombia el país mejor educado de América Latina en el 2025….Buscamos que Colombia sea un país libre de analfabetismo porque hoy todavía tenemos dos millones de personas analfabetas, señalo la ministra”.  

El país cuenta con los recursos humanos, económicos y técnicos para cumplir con la misión de dar fin al analfabetismo.  Lo que ha faltado es liderazgo, voluntad y responsabilidad política del Estado.
En buena hora el Gobierno Nacional toma la iniciativa y desde ya nos unimos entusiastas.

 Luis Julián Salas Rodas
Director Ejecutivo
Fundación Bien Humano











Friday, August 08, 2014



EMPRESAS FAMILIARMENTE RESPONSABLE- EFR,
LA APUESTA DE LA FUNDACIÓN BIEN HUMANO.


Maria Amalia Trujillo, Coordinadora Programas Empresariales FBH, Roberto Martínez, Director Ejecutivo Fundación másFamilia y  Julián Salas Rodas, Director Ejecutivo de la FBH.






Asistentes al IV foro EFR Colombia




Con la firma de un contrato de colaboración entre la Fundación másFamilia, de España, propietaria del modelo Empresa familiarmente Responsable- EFR y la Fundación Bien Humano, se busca garantizar  el balance vida-trabajo  y el  desarrollo humano, familiar y  social, incentivando en las empresas una nueva cultura  de trabajo que permita  la eficaz  armonía entre las dimensiones laboral, familiar, y personal, tal como lo demandan los cambios y trasformaciones de la contemporaneidad. 

Los cambios demográficos y sociales llegan a las empresas y nos  invitan a dar respuestas y soluciones a las necesidades de los colaboradores y al conflicto creciente generado entre trabajo y vida, un conflicto con consecuencias negativas  tanto para los colaboradores  como para las empresas y que se evidencia en el ámbito laboral en la  disminución del rendimiento, desmotivación del personal, baja retención de personas cualificadas, baja productividad, absentismo laboral, incapacidades injustificadas, entre otras. En el ámbito privado se traducen en múltiples fenómenos con impacto social, el descuido en la educación de los hijos o en el cuidado de nuestros mayores y dependientes, infelicidad, una peor calidad de vida.

El  buen líder  y directivo esta llamado hoy a  buscar prácticas para hacer de su empresa, una Empresa Familiarmente Responsable- EFR, en donde  conciliar no es trabajar menos, sino trabajar de otra forma y la flexibilidad, el respeto, la confianza y el compromiso  mutuo son la base de esta nueva  cultura laboral, bajo el modelo yo gano, tú ganas; en el que tanto la empresa como el colaborador se benefician.  La conciliación no es un fin sino un medio. Conciliamos para conseguir algo, y cuanto más importante y más trascendente es ese algo más relevancia adquiere la conciliación.

Por lo tanto, las políticas de dirección de personas deben encaminarse hoy no sólo a retener talento a través de formación e incentivos económicos, sino también  a facilitar la vida privada y familiar del colaborador mediante políticas de flexibilidad, apoyo  a las familias y el amplio abanico que conforman los grupos de medidas EFR.  Este grupo de iniciativas y acciones que la empresa tiene a su alcance, es lo que le permitirá ser Empresas Familiarmente Responsable”- EFR

En Colombia, empresas como el Hospital Pablo Tobón Uribe, Grupo Nutresa, CISA, Nacional de Chocolates, SACSA, Compensar, la Fundación  Bien Humano, entre otros han  sido distinguidas  como Empresas Familiarmente Responsable- EFR. En España la iniciativa inició en el 2005 y a la  fecha hay 391 empresas certificadas. La iniciativa EFR está en 20 países del mundo siendo Colombia el país que más la ha acogido en Suramérica.
En el desarrollo de esta iniciativa, la Fundación másFamilia y las entidades certificadas participan en los foros EFR. El pasado 15 de julio se  realizó el  4 foro en Colombia sobre la gestión de la felicidad  a través del modelo EFR.  Se reflexionó el papel de las empresas en la búsqueda de la felicidad, porque  personas más felices, son empresas más competitivas y sociedades más responsables.
Invitamos a conocer más acerca de la iniciativa EFR en la página  web: www.masfamilia.org

Lo invitamos a visitar nuestra página web
www.bienhumano.org